Endodoncia Madrid

La endodoncia dental, también conocida como tratamiento de conducto radicular, es un procedimiento de última instancia para salvar uno o varios dientes de una infección dental. Cuando se presentan problemas como caries dental, abscesos o encías infectadas, es necesario recurrir a este tratamiento. La infección puede extenderse a través del sistema de conducto radicular, causando un absceso incómodo. Sin embargo, el tratamiento del conducto radicular tiene como objetivo tratar esta infección y preservar tu diente natural en lugar de extraerlo.

Confía en Clínica Cloe para tus necesidades dentales. Estamos aquí para cuidar de ti y brindarte una experiencia dental excepcional. ¡No esperes más y contáctanos ahora mismo!

Especialistas en Endodoncia

“¿Cuando es necesario realizar una endodoncia?”.

En Clínica Cloe, somos expertos en endodoncias y nos comprometemos a brindarte el mejor cuidado dental en Madrid. Contamos con un equipo de profesionales altamente capacitados y nuestras instalaciones de vanguardia nos permiten llevar a cabo este procedimiento de manera segura y eficiente. Además, comprendemos la importancia de tu tiempo, por lo que te invitamos a agendar una cita con nosotros y recuperar la salud de tu sonrisa hoy mismo.

Sedacción en Endodoncia

Si necesita tratamiento del conducto radicular, se le administrará un anestésico local para evitar que sienta algo durante el procedimiento. También podemos ofrecerle sedación consciente para el procedimiento si se siente particularmente ansioso.

Tecnología para su tranquilidad

Nuestro consultorio dental está equipado con la última tecnología para que su tratamiento sea aún más preciso, predecible y cómodo. Por ejemplo, utilizamos tecnología de escaneo avanzada para examinar sus dientes y encías antes de comenzar el tratamiento. Esto significa que puede volver rápidamente a su rutina normal sin la incomodidad de una boca dormida.

Tratamiento personalizado

En Clínica Cloe, entendemos que enfrentarse a un tratamiento dental puede ser intimidante, por lo que contamos con un equipo amable y una clínica cómoda y acogedora para que se sienta cómodo.

¿Por qué elegir Clínica Cloe para el tratamiento endodóntico?

Calidad inmediata en tu endodoncia

Por lo tanto, si experimentas alguno de estos síntomas, es crucial que busques una endodoncia lo antes posible. Un dentista o endodoncista en Clínica Cloe en Madrid puede evaluar la condición de tu diente y determinar si es necesario realizar una endodoncia para preservar tu sonrisa y prevenir complicaciones futuras. Confía en nosotros para brindarte el cuidado dental que necesitas y garantizar la salud de tus dientes y encías. Nuestro equipo altamente capacitado está comprometido en ofrecer un tratamiento de calidad, utilizando las técnicas más avanzadas y equipos de vanguardia. No te preocupes, estamos aquí para ayudarte a mantener una sonrisa saludable y radiante. Visítanos hoy mismo y experimenta la diferencia en Clínica Cloe.

Para proteger al diente de fuguras infecciones microbinas

Un dentista o endodoncista puede evaluar la condición del diente y determinar si una endodoncia es necesaria para salvar el diente y prevenir complicaciones.

Cuando es necesario hacer una endodoncia

Para detectar este tipo de procedimiento  en muchos casos se presenta con un fuerte dolor dental, un flemón o las encías infectadas e inflamadas.  

Inflamación de encías

Los síntomas de una pulpa inflamada o infectada incluyen dolor de dientessensibilidad al frío o al calor, hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada.

Revisión para evitar endodoncias

Puede que, en una revisión rutinaria con su dentista, le informen que necesita hacerse una endodoncia. Por ello, animamos a nuestros pacientes hacerse revisiones y limpiezas regulares para poder PREVENIR y detectar este tipo de procedimiento; ya que, en muchos casos se presenta con un fuerte dolor dental, un flemón o las encías infectadas e inflamadas.  

Dolor de dientes y endodoncia

Los síntomas de una pulpa inflamada o infectada incluyen dolor de dientessensibilidad al frío o al calor, hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada. Si no se trata, la infección puede propagarse y provocar complicaciones graves, como abscesos dentales o incluso la pérdida del diente